Oficinas más pequeñas y locales mejor situados, cambios después del COVID-19


El teletrabajo era una tendencia patente desde hace unos años, pero tras la llegada de la pandemia causada por el coronavirus, ya es toda una realidad. Cada vez son más las empresas que optan por esta modalidad de trabajo para evitar que sus empleados se contagien. Pero no sólo eso, cabe recordar que también hay controles de aforo y de distancia de seguridad en las propias oficinas. Por tanto, el teletrabajo puede suponer una solución muy efectiva en el corto y en el medio plazo. - Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-07-06/oficinas-pequenas-locales-comerciales-teletrabajo-coronavirus--1276660453/ - Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-07-06/oficinas-pequenas-locales-comerciales-teletrabajo-coronavirus--1276660453/

Los datos sobre el crecimiento del teletrabajo son muy llamativos. En 2019, solo el 4,8% de los trabajadores españoles trabajaban desde su casa de forma habitual o al menos algunos días de la semana. Este porcentaje ha subido hasta el 34% durante la pandemia. Hasta antes de la llegada del coronavirus, España se situaba por debajo de la media del teletrabajo en la Unión Europea qué es del 5,3%. En Países Bajos o Finlandia incluso superaba el 14% antes de la Covid-19. - Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-07-06/oficinas-pequenas-locales-comerciales-teletrabajo-coronavirus--1276660453/

No está claro todavía qué pasará después de que la pandemia se controle, pero todo parece indicar que el auge del teletrabajo tendrá su efecto en las oficinas. Actualmente el mercado de las oficinas espera que las compañías reduzcan un 30% la superficie de sus sedes, según la consultora Laborde Marcet. Algo que tendrá su repercusión a la hora de ahorrar recursos en las propias empresas. - Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-07-06/oficinas-pequenas-locales-comerciales-teletrabajo-coronavirus--1276660453/

Pero no sólo las oficinas verán reducir su tamaño, también lo harán los locales comerciales, según ha informado esta consultora. Se prevé que el auge del comercio electrónico haga que las empresas modifiquen sus tiendas. La tendencia apunta a que las marcas dedicarán el mismo dinero en su presupuesto a alquiler de los locales comerciales, pero buscarán establecimientos mejor ubicados en el centro de las ciudades, aunque más pequeños. - Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-07-06/oficinas-pequenas-locales-comerciales-teletrabajo-coronavirus--1276660453/

"Tanto propietarios como empresas se han dado cuenta de que hay ciertos cambios intrínsecos a la realidad empresarial y social que vivimos que van a ser relevantes. El mercado ha dado un paso de gigante en muy poco tiempo, y las tendencias que se preveían para dentro de 5 o 10 años, son una necesidad real hoy en día", explican en Laborde Marcet. - Seguir leyendo: https://www.libremercado.com/2020-07-06/oficinas-pequenas-locales-comerciales-teletrabajo-coronavirus--1276660453/

 
Fuente: Patricia Malagón, LibreMercado (8 de julio de 2020)

Las viviendas se construirán con más terrazas, jardines y espacio tras la crisis del coronavirus

tendencia de viviendas en valencia despues del coronavirus

El directivo de AEDAS Home Juan López revela nuevas tendencias del mercado con el bagaje de una cartera de más de mil viviendas solo en la Comunidad Valenciana.

El confinamiento ha dejado secuelas en la sociedad en múltiples ámbitos y uno de los que se transformará la vida de las personas es la vivienda. Con la visión de su presencia en el mercado inmobiliario, Juan López, director territorial de AEDAS Homes en Levante y Baleares, apunta en esta entrevista para ABC algunas de esas nuevas tendencias. Tras la actual crisis por el coronavirus, por ejemplo, el diseño de pisos y casas contará con más terrazas, jardines en los áticos y, en general, «espacio vital» por la experiencia del confinamiento.

En la actualidad, esta compañía dispone de una cartera de suelo residencial de más de 1,9 millones de metros cuadrados en su totalidad finalista. Una superficie para desarrollar más de 15.500 viviendas en las grandes áreas clave del país y su entorno tanto a nivel inmobiliario como económico: Madrid, Sevilla, Costa del Sol, Cataluña, Levante y Baleares.

La promotora inmobiliaria debutó en el parqué de la Bolsa de Madrid el 20 de octubre de 2017 con una capitalización bursátil superior a los 1.500 millones de euros. "La compañía tiene el objetivo de jugar un papel destacado en la nueva etapa del sector inmobiliario español, un ciclo que debe estar marcado por la profesionalidad y el rigor", subraya López.

Juan López, director territorial de AEDAS Homes en Levante y Baleares
Juan López, director territorial de AEDAS en Levante y Baleares

Con una decena decena depromocionesen comercialización en la Comunidad Valenciana, prepara nuevos proyectos. En total, oferta 1.139 viviendas a partir de 115.000 euros.

¿Qué argumentos daría a posibles compradores para que adquirieran una vivienda en este momento de la desescalada del confinamiento por el coronavirus?

Realmente, el mercado de la vivienda nueva continúa siendo el mismo que en marzo: un mercado fuerte y asentado sobre bases muy sólidas de crecimiento. Hemos vivido un paréntesis, causado por una crisis externa al sector inmobiliario, por una crisis sanitaria global.

El potencial comprador de una vivienda nueva debe saber que tiene a su disposición una oferta para todo tipo de perfiles. Pero también debe saber que sigue existiendo un hándicap: es una oferta demasiado limitada. Sigue habiendo un desequilibrio evidente entre una escasa oferta y una demanda sólida, por lo que descartamos que la crisis vaya a afectar a los precios de la vivienda nueva. Actualmente, en el conjunto de España se están visando unas 100.000 viviendas anuales cuando, según los expertos, un país como el nuestro necesita entre 120.000 y 140.000.

¿Podemos decir lo mismo en la Comunidad Valenciana?

Esta situación de escasa oferta de vivienda nueva es extrapolable a la Comunidad Valenciana. En 2019 sólo se solicitaron permisos para construir 11.325 viviendas (2.577 unifamiliares y 8.748 en altura). Una cifra que se queda corta para los casi 5 millones de habitantes de la Comunidad, y a los que hay que añadir, además, la gran demanda residencial que llega del interior y del extranjero en busca de una segunda residencia.

Promoción del grupo AEDAS en Valencia
Promoción del grupo AEDAS en Valencia

¿Esta crisis no es, por tanto, equiparable a la de 2008?

Desde luego que no. Hay que entender que hablamos de un shock externo al sector inmobiliario. Nada que ver con lo que ocurrió en 2008. En aquel momento, el sector inmobiliario se sustentaba sobre bases especulativas y los cimientos de la economía no eran sólidos. Hoy, sin embargo, la crisis choca con una economía mucho más fuerte; y el sector promotor es solvente, cuenta con unos balances muy consolidados y, prácticamente, no tiene endeudamiento. El LTV de AEDAS Homes, para que te hagas una idea, se sitúa en apenas el 11%. Además, y algo muy importante, no hay ‘stock’ y las promotoras contamos con una gran cobertura de los objetivos de ventas para este año y el siguiente. Nosotros ya tenemos vendido hasta el 81% de las viviendas a entregar este año y más del 40% de las que entregaremos en 2021.

Mirando al futuro, ¿qué horizonte contemplan?

Nuestra percepción es que, una vez que superemos esta crisis, volveremos de una forma razonablemente rápida hacia un nivel de ventas que teníamos previamente. Podrán ser dos o tres trimestres. Y creo que en el año 2021 volveremos a estar cerca de los niveles de producción y de ventas anteriores a la crisis sanitaria.

En esta reactivación inmobiliaria y económica jugará un papel fundamental el sector promotor de la Comunidad Valenciana, liderado por la fortaleza del mercado residencial en la provincia de Alicante, la tercera más dinámica de España. Por todo ello, el sector de la vivienda de obra nueva impulsará la creación de empleo y riqueza en la Comunidad Valenciana tras la crisis. Será uno de los grandes motores económicos, todo lo contrario que en 2008.

¿Alicante? ¿La tercera provincia en importancia inmobiliaria?

Así es. Alicante se alzó en 2019 como el tercer mercado residencial de obra nueva más importante del país. Por encima de la provincia alicantina sólo quedaron Madrid y Barcelona. Incluso en algunas estadísticas inmobiliarias Alicante estuvo por encima. Los datos del Ministerio de Fomento hablan por sí solos del auge del sector residencial en Alicante: la provincia registró 5.459 compraventas de vivienda nueva -únicamente superada por Madrid (10.612) y por encima incluso de Barcelona (5.024); y el valor de las transacciones de viviendas libres nuevas en esta provincia levantina ascendió a los 1.148 millones de euros, el tercero más elevado tras los 2.984 millones movidos en el mercado madrileño y los 1.406 millones del barcelonés.

Realmente, el mercado de la vivienda nueva continúa siendo el mismo que en marzo: un mercado fuerte y asentado sobre bases muy sólidas de crecimiento. Hemos vivido un paréntesis, causado por una crisis externa al sector inmobiliario, por una crisis sanitaria global.

El potencial comprador de una vivienda nueva debe saber que tiene a su disposición una oferta para todo tipo de perfiles. Pero también debe saber que sigue existiendo un hándicap: es una oferta demasiado limitada. Sigue habiendo un desequilibrio evidente entre una escasa oferta y una demanda sólida, por lo que descartamos que la crisis vaya a afectar a los precios de la vivienda nueva. Actualmente, en el conjunto de España se están visando unas 100.000 viviendas anuales cuando, según los expertos, un país como el nuestro necesita entre 120.000 y 140.000.

¿A qué piensas que se deben estos grandes números inmobiliarios en Alicante?

Confluyen muchos factores. Alicante goza, como mejor aval, de una gran demanda, tanto del mercado nacional como internacional, de primera y de segunda residencia. Los motivos son evidentes: su excelente clima, buenas comunicaciones -aeropuerto, puerto, AVE y una amplia red de carreteras-, gran oferta turística -cultura, deportiva y medioambiental-, gastronomía… A todo ello hay que añadir su fortaleza económica como quinta provincia de España en PIB y población gracias, sobre todo, a su fuerte tejido empresarial y un muy solido sector servicios dada su consolidación como destino turístico.

El hecho de que la promoción de viviendas en Alicante sea uno de los pilares capitales para que esta provincia salga fortalecida del Covid-19 también se debe al gran trabajo desarrollado en los últimos años por la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Provincia de Alicante (Provia), que ha sido capaz de crear un renovado sector inmobiliario sobre dos cimientos sólidos: la profesionalización y el rigor. Ha articulado un mercado equilibrado, dando respuesta a la gran demanda con atractivos proyectos.

Promoción de AEDAS Home con piscina
Promoción de AEDAS Home con piscina

¿Qué destaca en su oferta de promociones inmobiliarias en la Comunidad Valenciana?

Actualmente, AEDAS Homes cuenta con 10 promociones en comercialización en la Comunidad Valenciana: 5 en la provincia de Alicante (Marina Real II, Azara, Eliza, Irala y Ayanz) y otras 5 en la provincia de Valencia (Hevia, Torres, Bolzano, Carreres 10 y Linneo). Además, próximamente lanzaremos nuevos proyectos. En total, en esta decena de promociones ofrecemos 1.139 viviendas de todo tipo y con una amplia horquilla de precios que parten desde los 115.000 euros en nuestra promoción de Mislata (Linneo).

En general, se trata de viviendas de calidad, innovadoras y modernas, localizadas en enclaves consolidados de las principales ciudades y destinos turísticos (Alicante, Valencia, Denia, Jávea y Mislata), tanto en zonas más urbanas como próximas al mar. Una amplia oferta con tipologías desde 1 a 4 dormitorios y que se distingue, igualmente, por disfrutar de completas zonas comunitarias.

Fuente: JLF, ABC (13 de mayo de 2020)

El precio del alquiler encadena cinco años de subidas y cierra 2019 en su máximo histórico

anuncios de alquiler de vivienda en madrid

El precio medio de las viviendas en alquiler rompe su récord histórico, de mayo de 2007 y rebasa los 10 euros por metro cuadrado.

Que el precio del alquiler ha experimentado una asombrosa recuperación en los últimos años ya nadie puede ponerlo en duda. Y mientras el Ejecutivo debate si establece o no un límite máximo a sus precios, estos continúan su trayectoria ascendente hasta metas desconocidas hasta ahora.

Así, 2019 ha cerrado con los precios medios del alquiler más altos desde que los portales inmobiliarios empezaron sus registros, en 2006 [aún no hay un índice oficial] y se ha superado por primera vez este año desde 2007 la barrera de los 10 euros por metro cuadrado. Eso de media, claro está ya que hay zonas, especialmente en algunos barrios de grandes ciudades como Madrid o Barcelona donde el precio medio del alquiler llega a duplicar, triplicar o incluso quintuplicar esta cifra.

En concreto, el coste de alquilar un piso en nuestro país ha subido un 5,1% en 2019. Está lejos de las subidas a doble dígito de años anteriores [en 2017 se dispararon un 18,6%] pero supone ya el quinto año consecutivo al alza sin visos de que la tendencia se revierta en los próximos ejercicios.

grafico evolución de precios de alquiler en españa

El precio medio en diciembre alcanzó los 10,18 euros/m2 al mes, según los datos del informe de La vivienda en alquiler en España en el año 2019 elaborado a partir del Índice Inmobiliario Fotocasa. Se trata del precio más alto de todo el registro histórico, superando el hasta ahora récord de mayo de 2007, cuando se alcanzaron los 10,12 /m2 mensuales.

El comportamiento en casi todas las comunidades autónomas ha sido al alza, con el mayor incremento en la Comunidad Valenciana, donde los precios han escalado un 10,2%. Porcentualmente, las subidas en Madrid y Barcelona, ciudades ya muy tensionadas en precio, ha sido menor.

mapa de evolucion precios en españa

Sólo una comunidad ha cerrado 2019 con precios inferiores a los de 2018: Balerares.
A cierre de 2019, el precio medio de la vivienda en alquiler se ha incrementado en 16 de las 17 comunidades autónomas. Los mayores incrementos registrados corresponden a Comunitat Valenciana con un 10,2% y País Vasco con un 10%. Muy de cerca le siguen Andalucía (9,4%), Galicia (8%), Región de Murcia (7,8%), Aragón (7,2%), Navarra (5,9%), Cantabria (5,2%), La Rioja (4,7%), Canarias (4,4%), Asturias (4,3%), Cataluña (3,1%), Madrid (2,3%), Castilla-La Mancha (2,1%), Castilla y León (0,9%), Extremadura (0,3%). Por otro lado, llama la atención que solo en Baleares desciende el precio del alquiler anual (-0,3%), cuando cerró 2018 con el mayor incremento anual, un 14,9%.

"La subida del precio medio de la vivienda en alquiler ha sido generalizada en casi todas las comunidades autónomas en 2019, aunque no en todas sube con la misma fuerza. Como ejemplo, las comunidades de Cataluña y Madrid que durante los últimos años habían subido con fuerza han empezado a moderar sus crecimientos en un 3,1% en el caso de Cataluña y un 2,3% en el caso de Madrid. Cabe esperar que el resto de comunidades que empezaron más tarde las subidas en los precios de los alquileres empiecen a moderar sus subidas", explica Ismael Kardoudi, director de Estudios y Formación de Fotocasa.

Madrid, la más cara.

En términos absolutos, la Comunidad de Madrid se situó en el primer lugar, con un precio de 14,86 euros/m² al mes, desplazando a Cataluña (14,14 euros/m² al mes) a la segunda posición por segundo año consecutivo, según informa Efe. Por detrás se situaron País Vasco (13,06 euros/m² al mes), Baleares (12,19 euros/m² al mes) y Canarias (9,74 euros/m² al mes). Por ciudades, Elche (Alicante) fue la que registró un mayor incremento en el precio del alquiler, con una subida del 24%, seguida de Murcia capital (20,4%), Bilbao (17,8 %) y Badalona (17,1%). En cuanto a las caídas, destacan las de los municipios de Cáceres (1,8%), Burgos (1,5%), Sitges (0,3%) y Palencia (0,2%). Según la misma fuente, Ibiza, con un precio de 18,05 euros/m² al mes, desplazó a Barcelona (17,67 euros) como la ciudad más cara para alquilar. Les siguen San Sebastián (16,74 euros/m²), Madrid capital (16,41 euros²) y L'Hospitalet de Llobregat (15,61 euros).

Fuente: Marcos Iriarte, El Mundo (29 de enero de 2020)

Madrid y Barcelona ganan población y colapsan el mercado de la vivienda

La concentración del empleo en las dos capitales desboca los precios

El aumento de los precios de la vivienda en Madrid y Barcelona ha llegado para quedarse: ambas ciudades concentran el crecimiento de la población española desde la salida de la crisis, en el 2014, y ante la escasa construcción de nuevas viviendas los precios de las que ya existen, tanto de compra como de alquiler, se disparan al alza. Así, desde entonces, en sólo cinco años, los alquileres han subido un 64% en la provincia de Barcelona y un 54% en Madrid, según los datos de Idealista, mientras los precios de venta han subido un 35% en Barcelona y un 32% en Madrid.

Según el Observatorio de Valoración de la asociación de empresas tasadoras españolas (AEV) las dos grandes capitales “no están en condiciones de asimilar los niveles de demanda actuales y los esperables en el medio plazo, salvo que se derive a zonas periféricas, lo que produciría en ellas un contagio de las subidas de precios que, en algunos casos, ya está teniendo lugar”.

Paloma Taltavull, catedrática de Análisis de Economía Aplicada de la Universitat d’Alacant y autora del informe, señala que “se ha producido un cambio estructural en la población española: un aumento de la movilidad. El año pasado las altas de nuevos residentes en España alcanzaron los 2,7 millones de personas, un nivel muy similar al que se llegó en el 2007, antes de la crisis, pero la diferencia es que ahora estas nuevas altas se concentran en las provincias de Madrid y Barcelona, cuando antes de la crisis estaban más distribuidas territorialmente”, explica.

CINCO AÑOS DE VÉRTIGO
Los alquileres han subido en Barcelona un 64% y un 54% en Madrid desde el 2014

El informe de la Asociación Española de Análisis de Valor señala que el año pasado fueron 2 millones de personas las que, siendo ya residentes en España, se empadronaron en otra localidad, mientras 761.000 personas se empadronaron procedentes del extranjero. Según Taltavull la movilidad es diez veces superior a la de los años noventa por la mayor presencia de extranjeros, que se mueven más, y porque los jóvenes son más proclives a moverse que hace unas décadas. “Ni siquiera con la crisis cayó la movilidad. Y los movimientos vienen marcados por la evolución del empleo, que ahora se crea en pocas provincias”.

Josep Oliver, catedrático emérito de Economía Aplicada de la UAB explica que “estamos asistiendo a un nuevo choque migratorio tras la caída de la población que se produjo durante la crisis y vuelve a crecer la creación de nuevas familias, que ya está en torno a las 110.000 anuales”. En el 2017 se creaban 60.000 familias al año, pero antes de la crisis se llegaron a las 130.000 anuales.

Oliver destaca la terciarización de la economía: el sector emplea el 76% de la población frente al 65% del 2007. “Es un proceso que refuerza a las grandes ciudades que tienen la capacidad de crear una masa crítica de actividad que refuerza a las empresas y les facilita atraer talento”, señala.

VIVEROS DE EMPLEO
El último año, más de la mitad del empleo de España se ha creado en las dos capitales

Javier Blasco, director de Adecco Group Institute, explicó que en los últimos doce meses Madrid creó un tercio de los nuevos empleos creados en España (104.500 nuevos empleos) y Catalunya el 19,8% (68.500, prácticamente todos en Barcelona). “En estas provincias se concentra la demanda de empleo cualificado técnico (ingenierías) y de las áreas jurídico-sociales (licenciados en derecho, ADE, etcétera), mientras que el empleo en educación y en sanidad está más repartido geográficamente por toda España. Los empleos que exigen una formación media, de carácter profe-sional, se reparten más entre el País Vasco y Catalunya, porque van muy ligados a la industria. “Y en otros sectores, como en el comercio, también se está concentrando la actividad: lo vemos, por ejemplo, en las demandas de empleo del comercio para el black friday y Navidad, que se concentran en la capital porque la gente prefiere ir de compras a las grandes capitales”.

Oliver señala que a los factores demográficos se añade el atractivo de las ciudades para los inversores internacionales y para el turismo. “Dos cambios que son estructurales tienen un gran impacto en la demanda y por tanto en el precio de la vivienda”, recuerda. Así, ya Mervyn King, antiguo gobernador del Banco de Inglaterra, ya destacó que desde la década de los 2000 los grandes inversores internacionales compraban vivienda, como segunda residencia e inversión en grandes ciudades del mundo. Y el turismo, explica Oliver, “añade presión, porque antes los turistas buscaban sol y playa y ahora buscan ciudades y el uso de internet permite a ofrecer viviendas como alojamiento, y cambia la función de producción del sector”.

Paloma Taltavull señala que durante la anterior expansión económica el crecimiento del empleo estaba más distribuido territorialmente, y la población crecía por tanto en ciudades medianas como Alicante, València y Murcia, arrastrando al alza los precios inmobiliarios en esas zonas. “El crecimiento de la construcción que llegó a generar el 14% del empleo total distribuyó mucho la riqueza”, reconoce Oliver, mientras que ahora apenas supone el 5% del empleo total (frente al 6% que es la media europea). “Desde mediados de los noventa las ciudades que son capitales de Estado crecen más que el resto del territorio –señala Oliver– y esa presión sobre el mercado inmobiliario no se va a detener”, añade.

Fuente: La Vanguardia (23 de diciembre de 2019)

Fedea avisa de que limitar el precio del alquiler reduciría la oferta de pisos

Empujaría a los propietarios a poner el cartel de 'Se vende' en vez del cartel de 'Se alquila'

Limitar el precio de las viviendas en alquiler, lo que se conoce como controles de alquileres de primera generación, generaría efectos adversos en el mercado, entre ellos reducir la oferta de pisos disponibles para arrendar o empujar a los propietarios a poner el cartel de 'Se vende' en sus viviendas en lugar del de 'Se alquila'.

Así lo refleja un trabajo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) realizado por el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona Miguel Ángel López García.

De acuerdo con este informe, limitar el precio del alquiler podría provocar un exceso de demanda a la vez que desincentivaría la inversión en nuevas viviendas destinadas al arrendamiento. "Resulta difícil idear una política más eficaz para reducir, e incluso eliminar, la cantidad de vivienda privada de alquiler que el control de alquileres", se afirma en este trabajo.

A corto plazo, señala Fedea, los controles de alquileres proporcionan incentivos para reconvertir las viviendas en alquiler y dirigirlas al mercado en propiedad, mientras que, a largo plazo, elimina los incentivos a construir nueva vivienda de alquiler al mantener el precio y, por tanto, el beneficio, por debajo de los niveles de mercado.

Este efecto podría darse aun cuando se excluyera de los controles de precios a determinadas viviendas puestas en el mercado tras su instauración, debido a que los potenciales arrendadores "pueden muy bien pensar" que los reguladores pueden en el futuro extender el control a sus viviendas, señala Fedea.

"La inexistencia de un mercado de seguros en el que protegerse contra este tipo de contingencias se manifestará en primas al riesgo a añadir a las tasas de rendimiento a obtener de la inversión en viviendas de alquiler. A su vez, esto dará lugar a precios incrementados y reducciones adicionales en la cantidad de vivienda en alquiler", apunta.

Al mismo tiempo, Fedea señala que los controles de alquileres pueden reducir la movilidad de los ciudadanos y la propensión a aceptar trabajos en otras localizaciones no sujetas a control. "Un inquilino en una vivienda sujeta a control que es consciente de su escasez sabe que hay una importante cantidad de aspirantes a ocupar la suya, y que esa misma será su dificultad si la abandona", argumenta.

SOBORNOS Y DISCRIMINACIONES

Fedea avisa además de que, con largas colas para acceder a viviendas controladas, "los propietarios pueden realizar prácticas abiertamente discriminatorias y seleccionar a sus inquilinos por razones ajenas al precio a pagar, incluyendo el nivel de renta, la raza, la religión, los hábitos de vida e incluso la orientación sexual".

Otros efectos que podría causar limitar el precio de la vivienda en alquiler serían el desinterés de los propietarios en el mantenimiento del piso arrendado y la posibilidad de que los inquilinos pagaran sobornos para asegurarse una vivienda.

"La necesidad de pagar sobornos para acceder a las viviendas o el hecho de tener que asumir un mantenimiento que en ausencia de controles hubiera sido proporcionado por el propietario pueden compensar las ganancias aparentes de los ocupantes de viviendas controladas", subraya el estudio.

Fedea advierte además de que los controles de alquileres pueden traducirse en una "redistribución caprichosa" de la renta que no beneficia a los más pobres. "Tratar de influenciar la distribución de la renta mediante el control de alquileres constituye un procedimiento bastante tosco, ya que las ganancias de renta se distribuirán de forma aleatoria entre personas pertenecientes a distintos grupos de renta", argumenta.

Según Fedea, algunos de los problemas mencionados podrían mitigarse con los llamados controles "de segunda generación", en los que se introducen elementos de flexibilidad para determinadas viviendas (generalmente las de nueva construcción o las más caras) y/o se permite el ajuste en el alquiler con la inflación o cuando la vivienda queda vacante.

Uno de estos controles de "segunda generación" sería, por ejemplo, el de los alquileres controlados durante la tenencia, pero que pueden variar libremente entre tenencias. El precio inicial lo pone el propietario, pero puede modificarlo en los periodos en los que no está arrendado el piso. Esta regulación no permite el desahucio de un inquilino, limita la cantidad en que el propietario puede incrementar el alquiler y, si la vivienda queda vacía, éste es libre de negociar otro precio con un nuevo inquilino.

"Estos controles se han presentado como un compromiso razonable entre quienes rechazan las regulaciones y quienes las preconizan (...) y emerge como un método parcial de desregulación políticamente aceptable, toda vez que sigue proporcionando protección a los inquilinos existentes", alega Fedea.

Asimismo, subraya que el control de alquileres de tenencia no generaría excesos de demanda ni sus consecuencias (sobornos, listas de espera y discriminación), ya que los alquileres iniciales se determinarían libremente.

"Existen situaciones en las que la intervención pública, si se diseña e implementa adecuadamente, puede comportar ganancias de equidad y/o de eficiencia", defiende el informe.

TRIBUTAR MÁS POR LA COMPRA DE VIVIENDA USADA QUE NUEVA

En este trabajo del profesor López García se analizan además otras medidas, como los incentivos a la inversión (viviendas nuevas) y los incentivos al ahorro (viviendas preexistentes)

Fedea subraya que ambos tipos de incentivos darían lugar a un mayor stock de vivienda, pero mientras los segundos incrementarían los precios de las viviendas preexistentes, los primeros los reducirían.

Para Fedea, una posible forma de limitar los efectos de los 'booms' inmobiliarios sobre la redistribución de la renta entre generaciones sería la de recortar las transferencias a favor de los mayores, por lo que considera deseable gravar en menor medida las compras de vivienda nueva (sujetas al IVA y al impuesto de Actos Jurídicos Documentados) que las de vivienda usada (sujetas al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales).

Fuente: europa press (14 de noviembre de 2019)

Cambiar la suite de hotel por el calor de un piso

Cambiar la suite de hotel por el calor de un piso, la última apuesta de las empresas para sus viajes de trabajo

Hacer que el trabajador se sienta casi como al calor de casa pese a estar a cientos sino miles de kilómetros de su hogar y, de paso [o sobre todo], ahorrarse el dinero que le costaría reservar la habitación o -por qué no- la suite de un hotel. Es la fórmula por la que cada vez apuestan más empresas a la hora de planificar los viajes de trabajo de los empleados fuera de su ciudad habitual. Se llama alquiler corporativo y poco a poco va ganando terreno en España.

Argumentos a favor no le faltan. Para las compañías, es una opción generalmente más barata que los hoteles y para los propietarios representa una vía de alquiler más segura y que les deja mayores rendimientos. "La rentabilidad media está en torno al 27% por encima del alquiler tradicional y de larga estancia", explica Ángel Mayoral, cofundador y CEO de Homyspace, una start-up especializada en este tipo de alquileres que ofrece una plataforma de intercambio para arrendadores y arrendatarios.

Asegura que las primeras empresas que se interesaron por esta opción pertenecían al sector de la construcción, aunque en los últimos dos años la eclosión ha sido tal que ese perfil se ha diversificado e incluye ahora firmas de retail, banca, consultoría... "Los costes por alojar así a los trabajadores pueden ser hasta un 30% inferiores a los de un hotel", añade Mayoral.

En el lado de los propietarios, según Ferran Font, jefe de Estudios de Pisos.com, "la principal ventaja es la seguridad frente a los impagos". La empresa que contrata el alojamiento responde por el inquilino, con lo que prácticamente se eliminan los riesgos de impago o de ocupaciones irregulares, "y esto, teniendo en cuenta que la mayor parte de los desahucios hoy tienen relación con los impagos del alquiler, es importante".

A la mayor rentabilidad que deja este tipo de contratos se suman los menores costes de mantenimiento y reparación que exigen, en comparación con los alquileres turísticos. Los propietarios no tienen que preocuparse de las tareas de check-in ni de la limpieza recurrente del alojamiento, ahorrándose además su coste.

Las grandes ciudades -con sus centros empresariales y financieros- son los destinos más solicitados: Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga... «Además de ser los grandes motores económicos del país, en esas urbes suele haber más porcentaje de viviendas en alquiler», apunta el responsable de Homyspace. En los lugares más turísticos, además, permite compensar los periodos de ocupación más flojos.

Los requisitos para los propietarios son tan concisos como lógicos: que la vivienda esté amueblada y equipada para que una persona pueda entrar a vivir. No es necesario ninguna licencia especial, como ocurre con los apartamentos turísticos, aunque tenerla no impide participar de esta forma de arrendamiento.

De hecho, como apuntan desde Homyspace, el alquiler corporativo de media estancia es también una alternativa complementaria para los propietarios de alquileres turísticos, al permitir mejorar la ocupación de los inmuebles una vez finalizados los picos estacionales de demanda durante los periodos vacacionales. "De este modo, el propietario de un piso con licencia turística se garantiza la máxima rentabilidad durante la temporada baja", amplía Mayoral.

Los contratos, eso sí, tienen una duración determinada e improrrogable, a diferencia de los alquileres tradicionales. En otros lugares fuera de España se trata de una práctica mucho más consolidada y teniendo en cuenta la rápida expansión que está viviendo, todo parece indicar que nuestro país seguirá sus pasos.

Fuente: María Hernández, El Mundo (06 de octubre de 2019)

La compraventa de viviendas sube un 3,8% en julio y alcanza su mayor cifra desde 2008

La compraventa de viviendas aumentó un 3,8% el pasado mes de julio en relación al mismo mes de 2018, hasta sumar 47.890 operaciones, su cifra más alta desde mayo de 2008, según ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con este repunte, la compraventa de viviendas regresa a tasas interanuales positivas después de haber retrocedido un 9% en junio.

El ascenso registrado en julio fue consecuencia del aumento de las operaciones sobre viviendas usadas en un 2,1%, hasta 39.354 transacciones, y del avance en un 12,1% en la compraventa de viviendas nuevas, hasta 8.536 operaciones.

El 90,9% de las viviendas transmitidas por compraventa en el séptimo mes del año fueron viviendas libres y el 9,1%, protegidas.

La compraventa de viviendas libres se incrementó un 4,2% en julio en tasa interanual, hasta sumar 43.512 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas cayeron un 0,3%, con 4.378 transacciones.

En términos mensuales (julio sobre junio), la compraventa de viviendas se disparó un 16,9%, su mayor repunte en este mes en los últimos cinco años.

Fuente: ok diario (13 de septiembre de 2019)

Los cambios en la normativa del alquiler asustan a los propietarios

Los cambios en la normativa del alquiler asustan a los propietarios: los contratos caen el 7,8%

La nueva ley del alquiler, que limita las garantías y ofrece una mayor protección al inquilino, da alas al moroso profesional en España. Así lo asegura Sergio Cardona, director de Estudios y Calidad de Fichero de Inquilinos Morosos (FIM), que asegura que la incertidumbre y el temor de los propietarios de vivienda ha llevado a una reducción de los contratos firmados, que en los cinco primeros meses del año han caído un 7,8% respecto al mismo periodo del año anterior. Esta cifra confirma por lo tanto los temores de los expertos, que advertían de que los distintos cambios en la ley del alquiler y la aprobación definitiva de la nueva normativa iba a suponer una reducción de la oferta de vivienda en renta, generando, de este modo, un encarecimiento del mercado y por tanto provocando el efecto contrario que perseguía la nueva ley.

"En el mercado del alquiler se han dado una serie de cambios normativos a los que no estábamos muy acostumbrados en este terreno. Desde 1994 hasta 2013 no se tocó nada en materia de alquiler y, de repente, hemos tenido hasta tres cambios", apunta Cardona, que destaca que esto "ha creado incertidumbre y hace que cueste más tomar la decisión".

"A nivel de fichero hemos tenido más consultas. Hay más inquilinos que se preocupan por ver si sus potenciales inquilinos son morosos y también comparan entre posibles arrendatarios, pero igualmente se firman menos contratos y eso es sinónimo de dudas", concreta el experto.La demanda de vivienda en la almendra de Madrid Central está en aumento y el precio presenta una tendencia creciente ligeramente superior al resto de barrios colindantes", explican desde CBRE. Esta diferencia en las subidas, aunque ligera, llama la atención porque la vivienda de muchos de los distritos que rodean Madrid Central venía experimentando hasta ahora incrementos superiores a los del distrito Centro. Entre los barrios colindantes no sujetos a la normativa del Ayuntamiento hay algunos muy cotizados, como Chamberí o Salamanca. Aunque es pronto para calcular el impacto de la iniciativa, CBRE estima que "esta tendencia podría acentuarse en el futuro".

Miedo a los impagos

La realidad es que los cambios legislativos aprobados por el Ejecutivo desde finales del año pasado hasta la aprobación en el mes de marzo de la ley actualmente en vigor, han favorecido la sensación de inseguridad entre los propietarios de inmuebles. Según el último informe de FIM, los principales aspectos que han desatado la preocupación son dos: la limitación de las garantías adicionales, a dos mensualidades al margen de la fianza, y las medidas protectoras a los inquilinos. "Ahora los propietarios tienen muchas más dudas. Antes de que entrase en vigor el Real Decreto-Ley, la ley amparaba a los arrendadores para poder hacer frente a los posibles impagos", indica el informe. El sondeo realizado por FIM entre un millar de arrendadores de viviendas de alquiler muestra que tres de cada cuatro propietarios temen tener que enfrentarse a un caso de morosidad, un 25% más que en el segundo semestre de 2018.

Que la morosidad sea la principal preocupación de los propietarios no es casualidad. Entre enero y mayo de 2019 las inscripciones en el fichero han aumentado un 6,42%, respecto a las incidencias registradas en el mismo periodo que el año pasado. "Las medidas proteccionistas para inquilinos y la falta de posibilidades para que los propietarios puedan paliar los casos de morosidad en el alquiler está dando alas a los morosos profesionales. Además del grave perjuicio económico que ocasionan a los propietarios, también causan numerosos destrozos antes de abandonar el inmueble", destaca Cardona.

Según apunta el directivo, ahora el 59% de los propietarios intenta averiguar si los inquilinos que se han interesado por su inmueble tienen antecedentes de morosidad. A este dato, le siguen los informes de riesgo, que son solicitados por el 27% de los arrendadores. Tras estos dos, se sitúa la información relacionada con datos laborales (11%) y personales (3%).

Concretamente, Cardona apunta que desde la aprobación del Decreto Ley "los propietarios están buscando alternativas para tomar una decisión más informada, llegándose a multiplicar por cuatro el número de solicitudes de informes que recibimos en FIM".

Problemática en la costa

El número de inscripciones en el fichero de morosos crece notablemente a partir de los meses de julio y agosto en las zonas de costa. Así lo apunta Cardona, que asegura que en las zonas costeras, así como en las islas durante la temporada alta, a partir de Semana Santa y hasta después del verano, se firman muchos contratos de alquiler por seis y ocho meses con gente que se desplaza por trabajo. "Los propietarios en estos casos bajan la guardia y finalmente pierden todo el dinero que tenían previsto ingresar en esos meses", explica el directivo, que asegura que muchos morosos, en estas zonas, son reincidentes.

Los precios dan signos de agotamiento

Madrid y Barcelona llevan a la cabeza de la recuperación del inmobiliario desde 2015, con crecimientos interanuales que llegaron al 20%. Pero, según el informe del segundo trimestre de la vivienda de Tinsa, los precios de la vivienda nueva y usada en ambas capitales han tocado techo. En Barcelona, suben un 1,6% anualmente, el ritmo más bajo desde 2014 y registran el primer recorte trimestral en dos años. En Madrid los precios se encarecen un 6,6% al año, el menor avance desde 2017.

Fuente: Alba Brualla | El Economista (03 de julio de 2019)

El precio de los pisos se dispara en Madrid Central

Desde que entró en vigor la iniciativa del Ayuntamiento el precio de la vivienda en la almendra sube un 11,57% interanual, 2,7 puntos porcentuales más que en los distritos colindantes.

Los pisos del centro de Madrid llevan años encareciéndose, pero desde que entró en vigor Madrid Central no lo hacen al mismo ritmo. El precio sube 2,67 puntos porcentuales más en los pisos ubicados en la almendra de la capital, zona afectada por las restricciones al tráfico, que en distritos colindantes como Chamberí o el barrio de Salamanca.

"La limitación del tráfico en el centro de la capital ha contribuido al crecimiento tanto de la demanda como del precio de la vivienda", señala un informe publicado ayer por CBRE. La consultora inmobiliaria analiza cómo ha impactado la medida del Ayuntamiento de Madrid en el sector residencial y también en el comercio minorista, y concluye que, en el primer trimestre de 2019, con las restricciones en marcha, la vivienda localizada en el radio de Madrid Central se encareció un 11,57% respecto al mismo periodo de 2018; mientras que en los barrios limítrofes, donde no hay limitaciones, los precios subieron un 8,9%, es decir, 2,67 puntos porcentuales menos.

"La demanda de vivienda en la almendra de Madrid Central está en aumento y el precio presenta una tendencia creciente ligeramente superior al resto de barrios colindantes", explican desde CBRE. Esta diferencia en las subidas, aunque ligera, llama la atención porque la vivienda de muchos de los distritos que rodean Madrid Central venía experimentando hasta ahora incrementos superiores a los del distrito Centro. Entre los barrios colindantes no sujetos a la normativa del Ayuntamiento hay algunos muy cotizados, como Chamberí o Salamanca. Aunque es pronto para calcular el impacto de la iniciativa, CBRE estima que "esta tendencia podría acentuarse en el futuro".

Madrid Central ha sido la medida más sonada de la legislatura de la alcaldesa Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento madrileño, nacida con el objetivo de reducir la contaminación y de paso esquivar una multa de la Comisión Europea que pendía sobre los altos niveles de polución de la capital.

Su implementación comenzó el 30 de noviembre de 2018, pero no empezó a sancionarse hasta este año, y ha recibido numerosas críticas, tanto de la oposición como de Comisiones Obreras, sindicato que tildó la medida de discriminatoria y reprochó que perjudica a las rentas más bajas. Tras las elecciones municipales, son precisamente los electores residentes en Madrid Central los que más han premiado a la alcaldesa: el 49% de los votos del distrito Centro fueron para su partido, Más Madrid. En cambio, lo que más penalizó al partido de Carmena fue la abstención y pérdida de votos en los distritos periféricos de la capital, como Carabanchel, Villaverde o Puente de Vallecas, los que más de lejos y con más dificultades vieron la aplicación de estas medidas.

"La iniciativa de Madrid Central responde a una tendencia que ya hemos podido identificar en otras ciudades europeas", explica Samuel Población, director nacional de producto Residencial y Suelo de CBRE, que considera que "la limitación en la circulación rodada supone un impacto muy positivo para la salud de los residentes y mejora en la calidad de vida. Además, estas iniciativas marcan el carácter residencial de la zona, mejorando los servicios y dotaciones de la zona".

Sin embargo, otras formaciones que podrían alcanzar la alcaldía el próximo 15 de junio se oponen a la medida. El candidato del Partido Popular al consistorio, José Luis Martínez-Almeida, critica la falta de planificación de la iniciativa de Carmena, "que afecta a 477 hectáreas y una población fija de 130.000 personas y que actúa sólo sobre un distrito de la ciudad y olvida otros 20". Revertir Madrid Central será una de las prioridades para Almeida si logra hacerse con la alcaldía mediante un pacto en coalición con Ciudadanos y Vox. En su programa apuesta por volver al anterior sistema de Áreas de Prioridad Residencial, que permitirá la circulación por las principales vías.

Impacto en el comercio

En su estudio del impacto de Madrid Central sobre el comercio, Gonzalo Senra, director Nacional de Producto Retail CBRE señala que, "a pesar de lo que podamos pensar en un primer momento, el número de visitas a la zona se mantiene constante". Pero patronales del sector como Acotex denuncian que la medida ha sido perjudicial para la capital. La crisis de ventas que vive el comercio minorista es un problema sobre el que también alertaron ayer desde la Confederación Española de Comercio, ante la caída del 0,5% de las ventas minoristas en abril.

Fuente: Inma Benedito | Expansión (31 de Mayo de 2019)

Chamberí y Salamanca, los distritos de España donde la vivienda de lujo es más cara

Los precios, que han aumentado un 15% y un 8% respectivamente en ambas zonas, superan los 7.000 euros por metro cuadrado

El distrito madrileño de Chamberí, que ha registrado un aumento interanual del 15% en los precios de las viviendas de lujo, y el de Salamanca, donde el precio medio de las residencias ha aumentado casi un 8%, son los más caros de España al superar una media de 7.000 euros por metro cuadrado, según la inmobiliaria de lujo Barnes.

La inversión media por parte de los compradores de viviendas de lujo en estos distritos oscila entre 600.000 euros y 2,5 millones, según los datos de la inmobiliaria.

Entre las zonas más cotizadas de Chamberí se encuentran los barrios de Almagro y Trafalgar, donde los precios de las propiedades oscilan entre 8.000 y 10.000 euros/m2, situación similar al rango de precios en los barrios del Paseo de la Castellana y de Goya, pertenecientes al distrito de Salamanca.

Barnes explica que la ubicación, las características del parque de viviendas, la seguridad, el patrimonio histórico de la ciudad y la buena comunicación convierten a estos barrios en la principal atracción, tanto para compradores nacionales como extranjeros.

La capital está en la cima de Europa en lo que a comercialización de propiedades de lujo se refiere y la demanda internacional crece año tras año debido a la estabilidad económica, la competitividad de los precios y las buenas conexiones aéreas con el resto de los países de Europa y el mundo, ha dicho la directora de zona de Barnes en Madrid, Anna Molgó.

Además, el comprador local ha originado que el 70% de la demanda de este tipo de vivienda en estas zonas de Madrid sea nacional, mientras que el 30% es extranjera, procedente principalmente de Latinoamérica y de Asia. Por nacionalidades, venezolanos, mexicanos, colombianos y chinos son los que más invierten en el mercado residencial de lujo de la capital.

Entre los requisitos más solicitados, se encuentran pisos con una superficie de entre 200 y 500 metros cuadrados con un mínimo de cuatro habitaciones, altura, luminosidad, vistas, ubicación céntrica y seguridad.

Fuente: EFE | El Mundo (07 de Mayo de 2019)

El Banco de España pone fin a la depresión del ladrillo y constata su"dinamismo significativo"

500.000 compraventas, revalorizaciones del 49%, rentas al alza a ritmos de dos dígitos. Una década después de estallar, el mercado de la vivienda acumula cinco años de fuerte recuperación pero no olvida la crisis, según el Banco de España

La vivienda vuelve a ocupar un espacio protagonista en la economía española. El bien que, junto a los créditos que la financiaron, provocó en 2008 la mayor crisis económica en la historia y que a día de hoy llega a representar un problema social por inaccesible, acumula cinco años de recuperación y alcanza ya, oficialmente, un "dinamismo significativo", en palabras del Banco de España.

Según el informe "Evolución reciente del mercado de la vivienda en España", desde su momento más bajo en 2014, los precios de la vivienda en propiedad han crecido un 27%, un avance que ha sido general superando ampliamente el 20% en las más dinámicas, (un 49% en Madrid y un 39% en Cataluña) mientras que en las menos dinámicas ha aumentado un 8%. La palabra burbuja no aparece por ningún lado, aunque el supervisor reconoce la "heterogeneidad" del mercado.

Y en el caso de los alquileres, una opción que gana peso entre los españoles, los precios se han acelerado en los dos últimos años al crecer un 18,4% en 2017 y un 9% en 2018. De este modo, el alquiler ya genera a sus beneficiarios rentas superiores a los años previos a la crisis.

Los hogares en alquiler han aumentado hasta el 16,9% frente al 14,2% de 2008. La tendencia hacia un mayor peso del alquiler entre los ciudadanos españoles es generalizada, pero el grupo de edad que más ha avanzado en este modo de acceso a la vivienda es el de entre 16 y 44 años. El cambio se explica por factores ligados a la crisis económica, preferencias y a la desaparición de ayudas que favorecían la compra de vivienda sobre el alquiler.

Los autores del informe contrastan esta efervescencia con la depresión de buena parte de su demanda. La recuperación de los precios de la vivienda y, en concreto, del alquiler se da, subraya el Banco de España, mientras la ganancia media en rentas bajó entre 2008 y 2016 un 15% para los jóvenes de entre 20 y 24 años y un 9% para los que tienen hasta 29 años. La tasa de paro para estos grupos, que alcanzó el 42% en 2013, bajó hasta el 29% el año pasado con una ratio de temporalidad del 56%.

Los problemas generados en este mercado apuntan también a la política fiscal de distintas administraciones. Mientras que en 2013 se suprimió la deducción por comprar viviendas y se han incrementado los impuestos sobre la tenencia (transmisiones patrimoniales e IVA), los beneficios fiscales siguen siendo reducidos para el alquiler.

Así es como el Banco de España confirma ya oficialmente que, 10 años después de estallar arrastrando buena parte de la economía, el mercado de la vivienda vive un "dinamismo" que refleja la positiva evolución del mercado de trabajo y los "reducidos" costes de las hipotecas en un contexto de crecimiento de la concesión de estos créditos.

Subrayando que las cifras son lejanas a los excesos de los años de la burbuja, el estudio del supervisor indica que la inversión en vivienda se elevó el año pasado a 6.600 millones de euros (un 5,5% del PIB) con más de 550.000 compraventas. El perfil del comprador ha cambiado, porque los extranjeros han elevado un 60% sus adquisiciones en comparación con la actividad previa a la crisis. Británicos, franceses y alemanes son los mayores compradores, seguidos de rumanos y marroquíes. Los británicos han reducido su actividad en un 26% desde el Brexit. Con todo, el stock de viviendas sin vender asciende a 500.000.

El Banco de España no entra en detalles que han cambiado el mercado de la vivienda en estos 10 años, como es la aparición de la vivienda turística que ahora se lanzan a regular los ayuntamientos, o la desaparición de la Vivienda de Protección Oficial.

Sí que analiza con detalle los cambios en la actividad bancaria que financia el mercado y que, al igual que los inmuebles, fue víctima de su propia burbuja en 2008, llevándose por delante decenas de entidades que exigieron un rescate superior a 60.000 millones de euros.

Desde el estallido de la crisis, el supervisor ha exigido a los bancos con creciente intensidad una disciplina férrea en la concesión de nuevos créditos a promotores y la asunción de cuantiosas pérdidas para limpiar 190.000 millones de euros de hipotecas morosas e inmuebles adjudicados sus balances.

Ahora señala que, según su Encuesta de Préstamos Bancarios, las entidades han relajado sus criterios de aprobación de créditos "por la mejora de las expectativas de la actividad económica en general, la mayor solvencia de los prestatarios, el aumento de competencia de los prestamistas y las perspectivas más favorables del mercado de la vivienda"

El clima es, según el informe, positivo y optimista. Tan distinto que, según el Banco de España, el proceso de contracción de la cartera hipotecaria de los bancos (mayor volumen de cancelaciones de hipotecas que de contrataciones) está próximo a su fin. "Desde comienzos de 2018, las amortizaciones han dejado de crecer y se han estabilizado en torno a los 12.000 millones al trimestre, así que la contracción del saldo de crédito bancario se ha reducido más rápidamente y en febrero de 2019 ya era tan sólo un 1,1%", afirma.

Fuente: Cesar Urrutia | El Mundo (12 de Abril de 2019)

Avda. Menéndez Pelayo, 67
28009 Madrid, España
 91 230 20 60
 666 22 22 21
 info@diplomatichome.com